Voy muy atrasada en el 52 week writing challenge y no es que me sienta bloqueada o no sepa de que escribir, es más tengo muchas notas, generalmente cuando me baño y me arropa mi cortina, la de flores la que tanto me gusta, pienso en qué escribir. Lo que pasa es que me da miedo, me da temor no usar correctamente los signos de puntuación, sacar el cobre[1] con mi sintaxis, hacerlo mal.

Estoy estudiando la maestría en Teoría y Crítica del Diseño y hay tantas reglas, tantas cosas por aprender para escribir bien, que me da temor expresarme…


Basado en mi comic del mismo nombre (soy una tramposa) y en el ensayo de Me acuerdo, aunque no me acuerdo quien lo escribió.

No tengo presente esos espacios de la ciudad que me encantaban y envolvían, desde la pandemia me gusta observar desde las diversas ventanas de mi hogar. Ya no quiero salir, me siento como en el Ángel exterminador, tengo muchos pretextos para no salir de casa. Y entonces la ciudad la recuerdo en sensaciones –música de flashback–. Y entonces, me acuerdo. Me acuerdo de mis trayectos, no sé cuales son los puntos cardinales, para mí todo es…


Jesús Nieto, profesor de la maestría que curso, nos pidió un texto acerca del momento donde tuvimos el primer acercamiento con el diseño, no lo pude hacer tal como lo pidió porque me di cuenta que mi historia con el diseño no fue a partir de un momento mágico, más bien fueron una serie de circunstancias una tras otra, como hilo, como el cuento de Cortázar. La pasé muy bien al evocar ese momento, en mi mente no se ha ido el olor de los acuacolor.

Primer acto

Gané el segundo lugar en un concurso de dibujo a nivel estatal en tercero o cuarto de primaria y después de esto los directores de mi escuela querían que participara en otro concurso de dibujo. Durante las clases me sacaban del salón para practicar con mis acuacolor en su oficina, porque era mas importante dibujar que aprender matemáticas y ciencias naturales. Yo quería ser artista, el profesor Gilberto me dijo que eso era muy bonito pero que encontrar trabajo de artista sería muy difícil, me sugirió que fuera diseñadora gráfica como él. Él hizo la imagen de la…


Hice un ensayo visual de mi cuerpo, esta es una probadita. El dolor de mi pierna.
Hice un ensayo visual de mi cuerpo, esta es una probadita. El dolor de mi pierna.
Este dibujo es un fragmento de un ensayo visual que hice de mi cuerpo. El dolor de mi pierna izquierda.

Fichas técnicas

Nombre: extremidad inferior derecha, la diestra

Generalidades: en anatomía humana, la pierna, en latín crus, es el tercer segmento del miembro inferior o pelviano, comprendida entre la rodilla y el tobillo. La pierna se articula con el muslo mediante la rodilla, y con el pie mediante el tobillo.

En el lenguaje común, no científico, el término pierna denota la totalidad del miembro inferior del cuerpo humano.[1]

Medida: 80 cm de largo

Peso: 16 kilos

Edad: 34 años y 3 meses

Señas particulares: Es una pierna bicolor, no se sabe cuál es su color natural, a veces parece transparente y otras…


Me gusta usar el lenguaje cinematográfico en mi vida cotidiana. Porque me gusta jugar, me gusta pensar que vivo en un espacio profílmico, un espacio delimitado por la cámara y mi visión como directora de mi vida (las pasiones siempre llevan dualidades y el cine también me ha dañado, pero después hablaré de eso).

Uno de mis recursos favoritos es el efecto de enmascaramiento, este efecto en cine consiste cuando se está expuesto a dos o más sonidos de manera simultanea, el de mayor intensidad opaca o enmascara al otro sonido de menor rango. Un ejemplo sería cuando una persona…


Ilustré las sensaciones de mi llanto.

No sé qué tienen las flores, llorona
Las flores de un campo santo
No sé qué tienen las flores, llorona
Las flores de un campo santo

Que cuando las mueve el viento, llorona
Parece que están llorando
Que cuando las mueve el viento, llorona
Parece que están llorando

Empiezo a notar que surgen nuditos en la garganta, estos se empiezan a acumular y a causar dolor, mi nariz se dilata y siento un cálido escozor, me empiezo a estremecer y el recorrido sigue la ruta de mi pecho a las rodillas, mis ojos se inundan y entonces viene, sí, ya…


1/52 | No sé escribir

Stan Brakhage, la foto me gusta mucho porque imagino su historia amateur, esa pizca de curiosidad.

No soy escritora, pero siempre he escrito (todos lo hacemos, al igual que dibujar). En la primaria me enseñaron que era lo primero que debía aprender, para poder aprender otras cosas, pero ahora que lo pienso no recuerdo cómo aprendí a escribir, y tampoco si me explicaron la importancia de la escritura.

Pero aquí declaro que realmente no sé escribir. Me cuesta mucho trabajo comunicar mis ideas a través de la palabra escrita y tengo muchas deficiencias ortográficas y de sintaxis. Declarar esto, para mí, es importante porque me permite explorar libremente desde lo amateur…

Xanic Ge

Chicle y pega

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store